All

En medio de un entorno complejo y volátil, la economía creció 0.4 por ciento durante el primer trimestre del año. Esto obligó a la Secretaría de Hacienda  a reducir su pronóstico de crecimiento a un intervalo entre 2.2 y 3.2 por ciento del PIB