#Innovación

La guerra que viene

Los gigantes de la tecnología se enfrentarán con toda su artillería en el 2013. Apple se perfila como la más fuerte en la contienda, pero el crecimiento de Google que le competirá con tabletas y celulares además de un Samsung que lo ha superado en algunas funcionalidades, desatarán una batalla sin un ganador claro

9
comentarios
El fracaso de Apple Maps logró que Google avanzara en el “territorio” y la aplicación Google Maps regresara con los usuarios de Apple
Apple espera que el iPhone genere 80 millones de dólares de ingresos en 2013, así como 30 millones con las ventas del iPad
Tim Cook aseguró que su personal debe “mezclar” hardware y software, tal como lo hacen sus productos
Amazon y Google buscan aumentar la fidelidad del usuario al apostarle al hardware

Este año fue significativo para Apple. Tuvo lanzamientos que dispararon las ventas con su iPhone 5 y el iPad Mini. Sin embargo, también tuvo fallas en aplicaciones como Apple Maps, y con ello un gran número de usuarios descontentos.

Eso dio pie a despidos en distintos departamentos y en la reorganización salió “la mano izquierda de Steve Jobs”, Scott Forstall, quien fuera jefe del software de Apple.

Su despido se debió a “cambios ejecutivos en la gestión que fomentan la colaboración mundial en cuanto al hardware, software y demás servicios”, según señalaba una carta oficial de la compañía ahora dirigida por Tim Cook.

Muchos fueron sorprendidos con esta salida, incluso el actual director de Palantir (y antiguo ingeniero de Apple) Michael Lopp dijo que cuando él estaba en la empresa e iba al Macs Caffe, siempre se decía que Forstall sería “el sucesor legítimo de Jobs”, en otras palabras, estaría al frente de todos los escuadrones.

En su lugar se quedó Sir Jonathan Ive, quien es reconocido por haber diseñado el distintivo hardware de Apple.

Un ex alto directivo de Apple señaló que Ive y Forstall “realmente nunca se agradaron entre sí (…) Steve mantenía a todo el mundo en línea, pero sin Steve, se pusó peor y llegó a ser muy contraproducente. Hay que resaltar a Tim por esto”.

Esto prueba que las fuerzas bélicas de Apple tienen debilidades desde el interior y su ejército sufrió cambios que suponen serán la clave para el año en puerta.

Otra cabeza que rodó, pero no por ataques enemigos, sino por despido, fue la de Richard Williamson, el responsable de la nueva (y fallida) aplicación de Mapas en el iOS 6. 

Apple Maps suplió a Google Maps en el más reciente sistema operativo, pero su deficiencia logró que Google Maps regresara y “contentara” a los usuarios, ganando territorio en esta guerra.

Eddy Cue, un veterano de la compañía de origen cubano, se quedó a cargo de Mapas y Siri. Cue también es el director de la App Store y de iTunes.

Creativos, pero...

De acuerdo con The Financial Times, Apple padece de la “maldición del 4 por ciento”, pues sus acciones perdieron 25 por ciento de su valor. Esto a pesar de haber subido notoriamente en el S&P, (Standard & Poor’s 500, por sus siglas en inglés).

Según expertos, esta empresa necesita de un lanzamiento que no se trate de “otra evolución” o reedición de sus productos y dispositivos ya conocidos y hasta dominados por la gran mayoría.

Y es que a pesar de que tiene un gran equipo creativo, innovador y tecnológico, la muerte de Steve Jobs sí afectó de manera contundente a la hora de desarrollar e innovar los servicios que ofrece esta reconocida compañía.

Se ha tratado de mantener el legado de Jobs y su ahora CEO, Tim Cook, ya informó que realizaron cambios estructurales (los despidos este año fueron uno de ellos), que se suman a las fallas en el iPhone 5, que fueron un golpe trascendental.

Aún así, su economía y valor como marca siguen casi intactos. No en vano Cook fue uno de los nominados a ser personaje de 2012 por la revista Time.

Pero en esta trinchera tecnológica, tanto las municiones como las armas ya son conocidas incluso por sus enemigos, y se acerca el momento en que Apple deba revolucionar conceptos y marcar eras, tal como sucedió con la experiencia de escuchar música con el iPod y la libertad en la sincronización entre el hardware y software en su sistema operativo, lo cual es destacable mencionar que modificó –y facilitó– la interacción con el usuario.

En febrero de este año, Apple se “coló” a la lista de las compañías con un capital del mercado que creció hasta representar el 4 por ciento del valor total de todo el S&P 500.

De hecho, su precio por acción llegó a ser de 702.10 dólares en septiembre pasado, siendo ese el punto máximo alcanzado. 

Después cayó un 25 por ciento (una derrota en la guerra de las tecnologías), y perdió territorio dominado, como le sucedió en alguna ocasión a compañías como Microsoft y/o General Electric. De ahí la denominada “maldición del 4 por ciento”.

Algo muy parecido a lo que sucede con las carreras artísticas de algunas figuras del cine después de obtener el Óscar: se van en picada.

Esto puede deberse a que los inversores llegan a un límite y en determinado momento optan por disfrutar las ganancias obtenidas y alejarse por temor a los nuevos impuestos sobre dividendos y ganancias de capital, asegura The Financial Times.

Para expertos y uno que otro inversionista, Apple podría estar en la cúspide, pero se vendrá en picada y pasará de ser la que fuera la empresa de mayor valor en el mundo, a otra compañía más que deja el podio.

Y es que con el ascenso de dispositivos similares a los de Apple, pero de otras marcas, el campo de la innovación se aleja de la compañía, junto con el de la reinvención. Por lo menos la distinción que los caracterizaba ya la puede “obtener” cualquiera.

El pelotón que sigue intocable, y probablemente se vuelva la estrategia para sostener a este imperio tecnológico, está compuesto por la App Store y iTunes, los que en efecto no han sufrido de ataques directos y siguen muy por delante de la competencia.

La compañía espera –y cuenta– con que el iPhone genere alrededor de 80 millones de dólares de ingresos en el 2013, así como unos 30 millones de dólares en ventas de iPad.

Cifras que se ven jugosas y que podrían librar batallas y probablemente la guerra, pues se habla de millones de dólares en ventas. Sin embargo, las ganancias obtenidas han impedido que se puedan concentrar en la creación de nuevos productos, o al menos de algunos que marquen una era o revolucionen conceptos establecidos.

comments powered by Disqus

Videos

¿Por qué resbaló el peso?
‘El PRI entregará el gobierno’
Feminicidios a la alza en Jalisco
Los vecinos millonarios del shale
comments powered by Disqus