#Magistrado

Todos contra todos en el Poder Judicial

Este martes, 15 jueces votarán en secreto para elegir al nuevo magistrado presidente del Poder Judicial del Estado que sucederá a Carlos Emilio Arenas Bátiz; partidos políticos y el gobierno independiente ya tienen a su candidato

0
comentarios
Por el lado del Gobierno independiente se perfila que el candidato sea el magistrado Francisco Javier Mendoza Torres, quien tiene el apoyo del secretario de Gobierno, Manuel González
El juez Juan Manuel Cárdenas González es apoyado por la bancada del PAN del Congreso local y una parte de la del PRI

La sucesión en la presidencia del Poder Judicial del Estado (PJE) pinta una vez más para otra confrontación, pero ahora entre varios grupos de magistrados que lucharán por el control de este órgano judicial.

Y es que, la gestión de Carlos Emilio Arenas Bátiz en el PJE llegó a su fin, pues este martes en el pleno del Poder Judicial votarán 15 magistrados en secreto, quienes decidirán quién será el nuevo magistrado-presidente.

Esta vez no serán dos grupos los que se disputen la silla de la presidencia del Tribunal Superior de Justicia, sino varias corrientes buscarán la presidencia.

Se trata del magistrado de la Décimo Tercera Sala Unitaria Penal y de Justicia para Adolecentes, Juan Manuel Cárdenas González y Francisco Javier Mendoza Torres, magistrado de la Segunda Sala Unitaria del Tribunal Superior de Justicia.

También la magistrada Inés Pedraza Montelongo de la Tercera Sala Unitaria Familiar; Leonel Cisneros Garza, magistrado de la Décimo Cuarta Sala Unitaria Penal y de Justicia para Adolecentes y el magistrado Ángel Mario García Guerra de la Duodécima Sala Unitaria Penal.

Por lo pronto, la bancada del PAN del Congreso local apoya al juez Juan Manuel Cárdenas González, recién ratificado el pasado 27 de junio por 10 años más como magistrado.

Fuentes del Poder Judicial señalaron que el coordinador de los diputados panistas en el Congreso local, Arturo Salinas, tiene bien “amarrado” a este magistrado como su candidato, esto por diversas reuniones que ha sostenido con Cárdenas Garza.

Hasta el senador Raúl Gracia apoya a Cárdenas, pues aplicó una jugada maestra con la ratificación de este magistrado, pues la realizó antes de esta votación y no después, como estaba programada.

Incluso, una parte de la bancada del PRI, a cargo de Marco González, también avalaría a este magistrado, pues el coordinador priista ha entablado reuniones con él.

La carta independiente 

Por el lado del Gobierno independiente, se perfila que el candidato sea el magistrado Francisco Javier Mendoza Torres, quien tiene el apoyo del secretario de Gobierno, Manuel González. Mendoza Torres es nacido en el municipio de Galeana, entidad del mandatario estatal.

A decir de fuentes de Palacio de Gobierno, Mendoza Torres ha tenido reuniones con Arturo Fernández, el particular de Manuel González. Todo apunta que sería la carta que manejaría el gobernador Jaime Rodríguez “El Bronco”.

A Mendoza Torres se le relaciona con el grupo del magistrado Jorge Luis Mancillas Ramírez.

También se habla de que el magistrado Leonel Cisneros Garza podría postularse para convertirse en magistrado-presidente del Poder Judicial de Nuevo León.

Este magistrado estaría jugado por dos corrientes diferentes, una sería por medio del Gobierno independiente, y la otra por la bancada priista.

También la presencia de Graciela Buchanan Ortega, magistrada de la Quinta Sala Unitaria Familiar, suena fuerte en esta sucesión por la presidencia del Poder Judicial del Estado, pero sería a través de Inés Pedraza Montelongo que estaría postulándose.

Cabe recordar que Graciela Buchanan formó un equipo con el aún presidente Carlos Emilio Arenas Bátiz, y se impusieron al magistrado Francisco Javier Mendoza Torres durante la administración de Rodrigo Medina en 2011.

Buchanan como magistrada-presidente del Poder Judicial logró que este órgano tuviera una autonomía.

Un candidato más, pero amenazado

El magistrado Ángel Mario García Guerra asegura que se postulará como candidato para la silla del Poder Judicial del Estado, pero todo apunta que sería como una negociación, más que una realidad.

Se habla que está bajo amenaza, y sería esta su maniobra para recibir su ratificación como magistrado por 10 años más.

Ángel Mario ha sido el único magistrado que no ha sido ratificado por el Congreso, caso contrario ocurrió con los magistrados Francisco Javier Mendoza Torres, Juan Manuel Cárdenas González y  Leonel Cisneros Garza.

Todos son candidatos para convertirse en el magistrado-presidente del Poder Judicial del Estado de Nuevo León.

Al juez Ángel Mario García Guerra se le relaciona con su colega Graciela Buchanan Ortega, pues esta lo impulsó en la sucesión del 2013, cuando compitió con Gustavo Adolfo Guerreo, delfín del entonces gobernador Rodrigo Medina. 

Según versiones en el PJE, Ángel Mario hasta este pasado fin de semana aún estaba decidido en postularse, pero esto se sabrá cuando se anuncie la terna de candidatos.

En caso que no sea candidato, su voto será muy importante en el pleno del Poder Judicial del Estado.

Una gestión desafortunada

La gestión del presidente-magistrado del Poder Judicial del Estado, Carlos Emilio Arenas Bátiz, manchó el prestigio de varios jueces por obedecer la “línea” del Gobierno independiente para enjuiciar al exgobernador Rodrigo Medina.

Se trata del juzgador Miguel Ángel Eufracio Rodríguez, vinculado a proceso por un juez federal por encarcelar a Medina, cuando éste tenía un amparo provisional para su detención.

También los jueces Patricia Alejandra Gutiérrez y Manuel Hernández sufrieron un desprestigio entre abogados, pues tuvieron que vincular a proceso a los exfuncionarios de la administración por la línea del Poder Ejecutivo, a través de Arenas Bátiz.

Dejar sin efecto una resolución del TEE por el PJE, que encabeza el magistrado Arenas, fue el centro de críticas, al señalar su falta de autonomía ante el Poder Ejecutivo.

 
 

Video Destacado

Las reglas aprobadas por el INE, conocidas como ‘de cancha pareja’, son las más polémicas en la historia. El Trife tendrá que resolver antes del 8 de septiembre, que arranca el proceso electoral para el 2018, más de 300 impugnaciones presentadas en contra de estos lineamientos