#Justicia

¿Quién para presidente del PJE?

Asociaciones civiles del Estado consideran que el nuevo presidente del Poder Judicial del Estado debe ser autónomo, estar preparado en el nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio, así como garantizar la autonomía judicial de este órgano

0
comentarios
“No sé quién pueda ser, porque desconozco los documentos curricular de cada uno, pero de alguna manera sí tenemos que buscar una persona que tuviera la faculta de administración e independencia”
Miguel Zárate
Presidente de la Barra Mexicana de Abogados en Nuevo León

El nuevo presidente del Poder Judicial del Estado (PJE) tendría que contar con un perfil autónomo, que no tenga una influencia por ninguna fuerza política de Nuevo León, consideran organizaciones civiles consultadas por Reporte Indigo.

Además, el presidente del PJE deberá estar preparado en el nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio, así como garantizar la autonomía judicial de este órgano.

Martín Carlos Sánchez Bocanegra, director de la organización Renace, consideró que es tiempo que el Poder Judicial del Estado esté ajeno a cualquier interés político, y de actores que buscan influir en los magistrados.   

“Se necesita un presidente o magistrado autónomo, que no vaya ser influenciado por la política… como muchas veces así sucede, que sea autónomo y que esté preparado en el sistema de justicia penal.

“Y si no, que se rodeara de gente preparada en este sistema, pero que sea una persona muy profesional, y que podemos tener una buena comunicación con él, como la que se tuvo con el presidente saliente, sana y abierta”, dijo.

El director de Renace aseguró que por primera vez, la sucesión en la presidencia del Poder Judicial del Estado (PJE) pinta para que llegue una figura nueva, y no como antes que se pasaban la presidencia los magistrados Jorge Luis Mancillas Ramírez y Gustavo Adolfo Guerrero Gutiérrez.

“Ya no se manejan los mismos de siempre, como Jorge Luis Mancillas Ramírez y Gustavo Adolfo Guerrero Gutiérrez, que se habían pasado la presidencia uno a otro, esos ya no se escuchan, ahora se maneja Juan Manuel Cárdenas González, que no había participado y Leonel Cisneros Garza.

“A Juan Manuel lo conozco, es muy estudioso del nuevo sistema penal… espero algo diferente con gente nueva que no haya estado en la presidencia”, explicó Sánchez Bocanegra.

Reiteró que el Poder Judicial debería concretar una autonomía judicial en beneficio de la ciudadanía, no para los partidos políticos.

“Lo que tendría que estar buscando sería la autonomía judicial, porque se tiene que tener la confianza que el Poder Judicial es autónomo y estar ajeno a cualquier interés  político, tanto como del Ejecutivo como del Legislativo.

“Antes había una influencia del Poder Ejecutivo sobre el presidente del Poder Judicial, ahora toca cuando fue un cambio de gobernador y se nombra a una persona independiente, y creo que tendría que buscarse la autonomía”, concluyó el director de Renace.

Todos contra todos en el Poder Judicial

Reporte Indigo publicó ayer que la sucesión en la presidencia del Poder Judicial del Estado (PJE) pinta una vez más para otra confrontación, pero ahora entre varios grupos de magistrados que lucharán por el control de este órgano judicial.

Una libre independencia

El presidente de la Barra Mexicana de Abogados capítulo Nuevo León, Miguel Zárate, aseguró que se tendría que buscar un presidente del Poder Judicial del Estado que garantice una libre independencia judicial.

Y es que, hoy en día las actitudes del Poder Ejecutivo y del Poder Legislativo, exhibe  la falta de autonomía de este órgano judicial en el estado.

“El perfil de la persona tendría que ser independiente para que se busque la libre independencia del Poder Judicial del Estado, y que además de independiente, tenga concepto de administración tal cual, porque es un puesto totalmente administrativo.

“No sé quién pueda ser, porque desconozco los documentos curricular de cada uno, pero de alguna manera sí tenemos que buscar una persona que tuviera la faculta de administración e independencia”, dijo Zárate.

Agregó que sin un cambio radical en el Poder Judicial, se continuará desenmascarando la intromisión tanto del Congreso, como del Gobierno, que claramente están en constante lucha.

“Pareciera que se desmarcaran intereses del Congreso y del Poder Ejecutivo, como pasó hace poco, que el Poder Judicial decía una cosa y el Tribunal Electoral decía otra. Por eso tiene que tener un cambio radical”, señaló el litigante.

En cuanto la operación del Poder Judicial, Miguel Zárate, siente que los juzgados están rebasados en asuntos, motivo por el cual las audiencias se retrasan durante meses.

“Creo que tenemos un tema que hay un crecimiento desmedido de asuntos, donde tendríamos que tener más juzgados o un manejo diferente para darle celeridad por el lado penal, hoy por hoy tenemos salas ocupadas para las audiencias.

“Las audiencias se alargan, por todo el tema de las imputaciones, y creo que se tiene que pensar en un crecimiento de más juzgados… en el tema de infraestructura”, finalizó el abogado.

Magistrado ideal

De acuerdo a algunos representantes de asociaciones civiles de Nuevo León, el nuevo presidente del PJE debería reunir las siguientes características

> Contar con un perfil autónomo

> No tener influencia por ninguna fuerza política de Nuevo León

> Estar preparado en el nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio

> Garantizar la autonomía judicial de este órgano

> Que se rodeé de gente preparada

> Que garantice una libre independencia judicial

> Que se pueda tener buena comunicación con él

> Que sea muy profesional

> Abrirse a la transparencia y rendición de cuentas

Un poder judicial transparente

Para la organización Redes Quinto Poder, el PJE tendría que abrirse a la transparencia y rendición de cuentas, por lo que el nuevo presidente deberá de tener ese perfil.

 
 

Video Destacado

Las reglas aprobadas por el INE, conocidas como ‘de cancha pareja’, son las más polémicas en la historia. El Trife tendrá que resolver antes del 8 de septiembre, que arranca el proceso electoral para el 2018, más de 300 impugnaciones presentadas en contra de estos lineamientos