#Elecciones

PRI busca a un ciudadano para la presidencia

El PRI aprobó ayer retirar los candados de sus estatutos que impedían postular a un candidato a la presidencia que no fuera militante de este partido. Se espera que el acuerdo sea ratificado el sábado durante la Asamblea Nacional tricolor

0
comentarios
José Ramón Martel presentó la propuesta de reforma al artículo 166 en representación de los 14 delegados que manifestaron interés en la eliminación del candado

El PRI nacional votó el día de ayer un cambio en sus estatutos abriendo la posibilidad de que un simpatizante no militante pueda ser su candidato a la Presidencia de la República.

Los delegados de la mesa temática de estatutos del PRI que sesiona en Campeche votaron a favor de un cambio en el artículo 166 de los estatutos del partido y de esta forma abrir la puerta a que un aspirante no militante pueda ser candidato tricolor a cualquier cargo de elección popular, incluida la candidatura a la Presidencia de la República.

Esta reforma, que deberá ser ratificada el sábado en la Asamblea Nacional tricolor, permitirá al PRI postular perfiles como José Antonio Meade, secretario de Hacienda, que no es militante priista.

Aunque en el predictamen dado a conocer previo a la instalación de la mesa temática no estaba contemplado un cambio en dicho artículo, 14 delegados presentaron reservas al mismo y pidieron la discusión del cambio estatutario.

José Ramón Martel fue el encargado de presentar la propuesta de reforma al artículo 166 en representación de los 14 delegados que manifestaron interés en la eliminación del candado y señaló que hoy más que nunca es momento de modernizar el partido para lograr su transformación y defender el poder.

“Es momento de enviar un mensaje claro de inclusión de que el PRI puede ser un vehículo para que la ciudadanía pueda acceder al poder político. Sí a los candidatos ciudadanos, simpatizantes, para poder seguir sumando en causas ciudadanas”, declaró en su discurso.

El diputado Jorge Estefan Chidiac fue otro de los delegados que hablaron a favor del cambio estatutario, así como el ex diputado federal Heliodoro Díaz Escárraga y el dirigente de la CNOP en Nuevo León, Carlos Barona, entre otros.

Los delegados que hablaron a favor de la propuesta fueron cuidadosos de recalcar que un cambio en los estatutos y la eliminación del candado de militancia no obliga ni vincula al partido a postular un candidato ciudadano a la Presidencia, pero sí abre una posibilidad y le podría dar mayor competitividad al PRI en las próximas elecciones.

“No veo ganar una elección si no nos abrimos a la ciudadanía y no mandamos un mensaje de alianza con los ciudadanos. Parece que algunos no nos hemos dado cuenta de los mensajes que nos ha mandado la sociedad en las últimas elecciones”, afirmó Jorge Estefan Chidiac.

También hubo voces en contra, como la del exgobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz.

“Yo creo que lo que tenemos que hacer es respetar a la militancia, consultar a la militancia sobre quiénes quieren que sean sus candidatos y no quitar requisitos para recibir a cualquiera, sin compromiso ideológico, sin compromiso con la militancia”, mencionó.

Las condiciones

Otro de los que apoyaron la reforma estatutaria fue José Encarnación Alfaro, diputado local de la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México e integrante de la corriente Alianza Generacional, quien habló a favor de abrirse a la sociedad pero también pidió piso parejo.

“Lo que tenemos que buscar en una discusión más amplia en el Consejo Político es piso parejo, que los ciudadanos simpatizantes compitan en los procesos internos en igualdad de condiciones que los militantes. La figura de ciudadano simpatizante como candidato no excluye, jamás lo permitiríamos, el derecho de militante alguno”.

Además, la exgobernadora de Yucatán Ivonne Ortega Pacheco, quien ha levantado la mano para la candidatura presidencial priista rumbo a 2018, pidió a la Asamblea la inclusión de un Transitorio que establezca que el método de selección para el candidato presidencial del PRI sea por la elección directa de militantes y simpatizantes.

“Lo que planteo es que la definición del método de una de las decisiones más importantes para futuro de nuestro partido y de México, la asamblea y sus delegados no sean meros espectadores”.

Sin embargo, al ser sometida a la votación de los delegados, la propuesta de Ortega fue votada en contra, por lo que el Transitorio no será incluido en el dictamen que tendrá que ser ratificado en la Asamblea del próximo sábado.

No más ‘chapulines’

Otra de las decisiones polémicas que se aprobaron ayer en Campeche fue la aprobación de un candado en los estatutos para evitar que los legisladores, federales y locales, que hayan llegado al cargo por la vía de la representación proporcional pueda ser electo por la misma vía en el periodo inmediato.

El cambio estatutario fue propuesta por los delegados Mario Machuca y Jorge Gonzáles Illiescas y contó con el respaldo de los exgobernadores Ivonne Ortega y Ulises Ruiz.

El caso más emblemático en los últimos años es el de Manlio Fabio Beltrones, quien llegó al Senado en 2006 por la vía plurinominal y fue el coordinador de la bancada priista hasta 2012, para pasar inmediatamente a la cámara de diputados.

A la deriva un partido sin reglas.- Beltrones

Sobre la posibilidad de que el PRI reformara los estatutos para poder postular un candidato ciudadano a la presidencia en el 2018, el expresidente del PRI, Manlio Fabio Beltrones, señaló ayer que un partido que no tiene reglas es un partido a la deriva.

“La verdad es que un partido sin reglas viene siendo un partido a la deriva, debe haber reglas para la participación dentro de un partido político, (…) porque al no tener reglas entonces se convierte en club social”, aseguró el exsenador tricolor.

Beltrones no fijó, empero, una postura definitiva sobre si las actuales reglas del partido deben mantenerse o modificarse.

 
 

Video Destacado

Lo que se creó como un organismo para mejorar la competencia y los contenidos de las telecomunicaciones, podría convertirse en un monstruo que se vuelva en contra de las audiencias gracias a los monopolios