#mafiacasinos

'Me someto al polígrafo'

Talía Vázquez asegura que Roberto Gil Zuarth recibió 800 mil dólares de su exesposo, Juan Iván Peña Neder, y que ella está dispuesta a probarlo y someterse al detector de mentiras

32
comentarios
Roberto Gil, dice, quiere llevar todo al terreno de que por el hecho de ser legislador se le tiene que creer a ciegas
"Le debería de dar vergüenza al senador subirse a esta lucha, porque no nos atenemos al tema que nos compete, que es el de los casinos”
Talía Vázquez Alatorre
Exesposa de Peña Neder
"Roberto Gil recibió 800 mil dólares de mano de mi ex esposo en la que era mi casa, en el departamento en el que cohabitaba yo con Juan Iván Peña Neder”
"Estoy dispuesta a someterme al polígrafo, claro que sí. Y me sostengo en lo que he dicho: el senador Roberto Gil recibió 800 mil dólares”
"Se atrevió a decir que lo de la violación es una cortina de humo para quedarme con los casinos”
Talía Vázquez Alatorre
Exesposa de Peña Neder

“Estoy dispuesta a someterme al polígrafo, claro que sí. Y me sostengo en lo que he dicho: el senador Roberto Gil recibió 800 mil dólares”.

Talía Vázquez Alatorre es contundente. Está dispuesta a que se utilice el detector de mentiras como prueba de que su acusación al senador panista de que recibió dinero a cambio de gestionar un permiso para instalar un casino en Querétaro, es totalmente cierta.

Ironiza que será imposible presentar copia de un recibo o factura. Por eso está dispuesta al polígrafo y a que con la demanda civil que puso en su contra el legislador, se desahoguen todas las pruebas.

Viste un saco rosa mexicano y tiene la mirada fija. Cita con precisión los números de los expedientes de la denuncia por violación contra su exesposo. Con las fechas tampoco trastabilla.

Insiste: “Roberto Gil recibió 800 mil dólares de mano de mi ex esposo en la que era mi casa, en el departamento en el que cohabitaba yo con Juan Iván Peña Neder en febrero del 2011. Ese dinero se iba a usar para el cabildeo para la apertura del Casino Royale Querétaro, eso es de lo que yo lo acuso”.

>¿Serviría la prueba del polígrafo para este caso?

“Creo que sí y hay que ofrecerlas”.

>¿Te someterías entonces al polígrafo?

“Pero claro, claro. La prueba del polígrafo, es el detector de mentiras y por supuesto estaría dispuesta”.

Detalló que no debe de haber pasado del 18 de febrero por la tarde. Se le entregó en una mochila escolar de color oscuro.

“Le voy a probar que estuvo ahí. Yo oía las llamadas de Juan Iván con él, sabía de las reuniones que hacían en el hotel Four Seasons, que lo conoció desde que era subsecretario”.

Se nota que tiene estudiado el tema a fondo. No tartamudea al mencionar los nombres de los funcionarios de la Secretaría de Gobernación que estuvieron involucrados con su exmarido.

“El senador me está dando la razón, yo sabía que cuando denunciara a Juan Iván Peña Neder iban a salir todos ellos a defenderlo,  y si no me creen escuchen al senador, está defendiendo a un violador”.

Roberto Gil dijo en un programa de radio que tiene el libro de registro de entradas y salidas del edificio en que vivía Vázquez Alatorre y no aparece nunca su estancia en ese departamento.

Ante esto la abogada dijo que hay varias irregularidades. Señaló que ese registro lo sacó de la causa penal por violación que lleva en contra de su esposo y sólo las partes involucradas pueden tener acceso a esos documentos.

Sería una violación al Código de Procedimientos Penales el que un externo reciba esa información si no es por las partes involucradas. 

Por eso ella asegura que es su exesposo, a quien presuntamente Gil le recibió los 800 mil dólares, quien lo está asesorando y dando documentación. Además de que el mes de ese expediente no corresponde a febrero, que fue cuando según ella se le otorgó el monto.

“Dice que yo sé muy bien que hay un libro de registro porque yo mismo lo ofrecí como prueba en la causa penal de violación. En esa causa penal que yo ofrecí él no aparece.

“Nada más que la parte del libro que yo ofrecí es del mes de marzo, porque los hechos que yo denuncio son de marzo, y lo que él dice es que tiene lo que aparece en la causa penal, y pues no aparece él en las de marzo”.

Respecto a que ella pagó al crimen organizado para matar a su ex esposo, lo niega. El testigo que dijo eso se llama Jorge Esqueda y en un principio habló a su favor. Luego hubo un intento de chantaje de su parte, lo cual, dice Vázquez Alatorre, puede comprobar con una serie de cartas en las que le exigía dinero, y terminó declarando en su contra.

El Senador Roberto Gil, dice, quiere llevar todo al terreno de que por el hecho de ser legislador se le tiene que creer a ciegas.

“¿Por qué lo que a mí me consta, que yo vi, no se puede creer, y algo que a él no le consta sí se tiene que creer?

“Además en un arranque de prepotencia del senador dice que cómo puede valer la palabra de una mujer como yo, frente a un senador de la República. Y dice que por qué no lo denuncié antes, pues precisamente porque sabía a lo que me enfrentaba: yo para él soy muy poca cosa”.

Talía Vázquez Alatorre insiste en que no tiene casinos ni es socia de alguno.

“Él va a tener que probar que tengo casinos. Si soy propietaria de los inmuebles tendría que tener una escritura a mi nombre, si soy accionista de un establecimiento pues tendría que estar en Gobernación, que es donde se dan de alta los casinos”.

En el programa radiofónico de Carmen Aristegui el senador panista aseguró que ella es la dueña del casino Grand en la ciudad de León, Guanajuato.

Sin embargo, señala que todo lo contrario, ella ha sido la abogada que ha estado pugnando porque se cierre ese casino que, además, opera con un permiso falso.

“Yo puse una denuncia el 27 de abril del 2012 ante PGR en la Unidad de Delitos de Leyes Especiales. Es la averiguación número 100 y puse una denuncia también en la Secretaría de Gobernación contra 22 salas propiedad de Juan Iván Peña Neder.

“El Senador Gil dice que nos estamos disputando estas salas, y de estas salas tres son de Juan Iván y de las otras cobra lo que se llama “fee” que es la renta del permiso, que por cierto son falsos.

“Si alguien ha suplicado ante Gobernación y ante la PGR que se clausuren por ilegales esos casinos, y particularmente tres: el Grand de León, el Grand de Guadalajara y el Trípoli de Salamanca. He aportado pruebas y he intentado que los cierren para siempre por ilegales. Necesitaría estar tonta para pedir que cierren casinos que son míos. Son de Juan Iván Peña Neder, y además son ilegales”.

Adelanta que va a responder la demanda civil presentada en su contra por Roberto Gil, y que no se detendrá porque está segura de que tiene la razón.

comments powered by Disqus

Videos

Ángel caído
Caín y Abel en Escobedo
Vulneran pluralidad educativa
¿Es Ángel o demonio?
comments powered by Disqus