#postelecciones

‘Estoy trabajando ...no vivo del erario’

Ya no viaja en una combi ni es el fenómeno que fue tras el primer debate presidencial en mayo pasado. Ahora dirige una empresa de energías renovables que rechaza el subsidio a la gasolina

31
comentarios
El ex candidato presidencial del partido de Elba Esther dice que está fuera de la política, pero le echa porras a EPN y FCH

Ni la combi ni el baile. Ahora solo trabaja tras un escritorio, pero mantiene su discurso a favor de un aumento en el precio de la gasolina, quizás su propuesta más llamativa durante la pasada campaña electoral.

“Es un mito el decir que quitar subsidio a la gasolina impactaría al bolsillo de los mexicanos, un fetiche; esto no le afectaría a los pobres, sino a los más ricos,” dijo tajante en entrevista con Reporte Indigo el ex candidato presidencial Gabriel Quadri.

El candidato ciudadano de Nueva Alianza, quien desató por unos momentos furor entre el electorado durante las pasados campañas presidenciales, y alcanzó poco más del 2 por ciento en preferencias electorales, regresa al spotlight con una propuesta de reforma fiscal y medioambiental. 

En entrevista telefónica, el licenciado experto en medio ambiente habló de un clima postelectoral “terso” y un “ambiente de optimismo” entre los mexicanos, además de mostrar un particular reconocimiento tanto  a las iniciativas del  presidente electo como a las de Felipe Calderón.

“Creo que la reforma laboral abre el escenario para las demás reformas que el país necesita”, dijo el ingeniero, quién calificó además a la recién aprobada iniciativa legal  de ser una “colaboración estrecha y visionaria” entre el gobierno entrante y el saliente.

Quadri propone establecer el impuesto de carbono (carbon tax), el cual elevaría el precio de la gasolina a unos 20 pesos el litro, para que el Estado disponga entonces de 700 mil millones de pesos recavados del monto total de litros que se consumen por el precio actual de 10.36. 

Y subraya la importancia de establecer esta medida dentro de una política fiscal que incluya una disminución del impuesto sobre la renta (ISR), y al mismo tiempo quitar el subsidio a las gasolinas y establecer el impuesto al carbono.

De esta forma, dice Quadri, "puedes hacer más competitiva la economía, favoreces a los trabajadores, fomentas competitividad de empresas, la inversión privada, el empleo y al mismo tiempo logras los beneficios urbanos y energéticos".

Además, en un texto publicado en su blog, escribe que el carbon tax aportaría más que el IVA y casi alcanzaría al ISR; se abatirían las emisiones de CO2 y las importaciones (…) sería posible reducir significativamente el ISR y liberar del “yugo fiscal” a Pemex en el contexto de una reforma energética. 

Sobre el impacto en el bolsillo del ciudadano que tendría la eliminación del subsidio, que este año ascenderá a cerca de 250 mil millones de pesos (casi el 11 por ciento de todos los ingresos del Estado), Quadri es firme en decir que es parte de un “discurso falso que hay que desmontar”. 

“Hay estudios que comprueban que el efecto redistributivo no es considerable, sino progresivo, porque quienes más se benefician del subsidio es la gente con los más altos ingresos, no son los pobres”, dijo.

Y el ingeniero de la Ibero cita casos como el de Estados Unidos, donde se duplicó el costo de la gasolina a poco más de 4 dólares el galón este año “y no pasó nada”. 

También asegura que en Brasil la gasolina cuesta el doble (que en México) y los precios de alimentos y otros bienes no son más altos. 

“Es mentira que la inflación es mayor en países que tienen precios de combustibles más altos o impuestos a la gasolina”, dice el ex candidato.

¿Seguiremos viendo al profesor Quadri en la vida pública o continuará en el ámbito empresarial?

“Yo estoy aquí en mi oficina trabajando, no soy como otros ex candidatos que siguen viviendo del erario público”, concluyó.

comments powered by Disqus

Videos

El gran fracaso
‘El chip’ viejo de los fiscales
Limitan a la mujer política
Las multas inútiles
comments powered by Disqus