#ViolenciadeGénero

Alerta de género no detiene feminicidios en Edomex

En las últimas semanas casos como el feminicidio de Mariana, en Ecatepec, o el de Emily, en Tecamac, han cimbrado a la sociedad mexiquense que ve cómo la Alerta de género no ha mitigado el problema de violencia contra las mujeres. 

0
comentarios
“Cuando la sociedad no previene y sigue fortaleciendo culturalmente ese tipo de conductas, se legitiman la violencia al grado de naturalizarla. Pero hay un ingrediente que fortalece este tipo de abusos: la impunidad”
María de la Luz Estrada Mendoza
Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio

A pesar de que en el año 2015 se lograra que la Secretaría de Gobernación emitiera la Alerta de género en 11 de los municipios del Estado de México, por los crecientes casos de feminicidios, esta no ha servido para que este delito se detenga.

En últimas semanas, los casos de mujeres aseinadas con rasgos de perspectiva de género han impactado a la sociedad mexiquense al grado de decir ya basta.

Mariana fue vista por última vez con vida el jueves 27 de julio a las 9 de la mañana. La joven, de 18 años quien padecía epilepsia, dijo a su familia que iba a la tienda. Las horas transcurrieron y ella nunca volvió.

Sus familiares, desesperados, comenzaron a preguntar a vecinos y personas de la colonia Fraccionamiento Las Américas, en Ecatepec. La búsqueda de voz en voz no rindió frutos, y decidieron pegar carteles en la zona con la esperanza de encontrarla.

En redes sociales, la foto de Mariana con su descripción circuló con los mensajes “desaparecida” y “te buscamos”. De acuerdo con la publicación, vestía una blusa verde fosforescente, mallas negras, y tenis de tela.

Leer más: Hallan muerta a joven de 18 años, reportada como desaparecida en Ecatepec

Las malas noticias llegaron un día después. El viernes por la mañana, la familia fue notificada por las autoridades que había sido hallado el cuerpo de Mariana con múltiples heridas hechas con arma blanca en el abdomen y con signos de violencia sexual, dentro de una carnicería que se encontraba a unos pasos de su domicilio.

Las autoridades fueron alertadas por el dueño del establecimiento, quien dio aviso de inmediato al percatarse de que el cuerpo estaba en su negocio. Los artículos que Mariana había comprado antes del ataque, quedaron regados en un pasillo.

El principal sospechoso de haber perpetrado el feminicidio es un joven encargado de atender la carnicería, del cual se desconocía su paradero. El dueño del lugar, fue llevado a emitir su declaración.

“El caso de Mariana le ha costado por primera vez una humillación pública al alcalde por parte de unos vecinos ‘hartos’ de que sus calles se hayan convertido en un terreno sin ley. No verás niños ni jovencitas. Todos estamos encerrados. No es que sea nuevo, pero fue la gota que derramó el vaso”, dijo una vecina al diario El País.

Ecatepec, bajo el gobierno del priista Indalecio Ríos Velázquez, es el municipio donde ocurrieron la mayor cantidad de feminicidios en el estado de México durante el 2015 y 2016; 19 en total.

El contexto en el que vive la sociedad del Estado de México es de constante inseguridad, pero a esto se une la educación machista y discriminatoria, que considera que las mujeres no tienen un valor, explica María de la Luz Estrada Mendoza, coordinadora ejeutiva del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF).

“Cuando la sociedad no previene y sigue fortaleciendo culturalmente ese tipo de conductas, se legitiman la violencia al grado de naturalizarla. Pero hay un ingrediente que fortalece este tipo de abusos: la impunidad”, agrega Estrada Mendoza.

Datos del OCNF señalan que de los expedientes revisados de homicidios de mujeres entre el 2005 y el 2014, 40% de las investigaciones quedaron impunes en la entidad. Por esa omisión en la procuración de justicia, familiares de las víctimas quedaron en la orfandad de conocer la conclusión, los porqués del asesinato de sus madres, sus hermanas, sus hijas; que salieron al trabajo, a la escuela o a la tienda, y jamás regresaron.

Peor aún, fueron halladas con severos signos de violencia. “Son crímenes de odio. Estamos hablando de una saña en extremo. Las mujeres somos sometidas y violentadas, ya sea por la pareja o por la delincuencia común u organizada. A esto hay que sumarle la estigmatización por parte de las autoridades que culpan a las mujeres de sus propias muertes”, apunta Estrada.

 

5 años de insistir para que se emitiera la Alerta

El OCNF buscó que desde 2010 se declarara la Alerta de violencia de género en el Estado de México, ante la preocupante escalada de casos de muertes de mujeres a manos de sus parejas o desconocidas que ejercieron violencia sexual o crímenes de odio.

Cinco años de litigio e investigación dieron frutos; en 2015, la Segob declaró la Alerta de género en 11 municipios de la entidad gobernada por Eruviel Ávila. Sin embargo, debido a la tardanza de esta declaratoria, pudieron evitarse más casos o impartir justicia con mayor alcance desde años previos.

El informe realizado por el grupo de investigación para visibilizar la necesidad de emitir la alerta, mostró cifras escalofriantes: entre 2005 y 2014, se cometieron 933 feminicidios; hubo 4 mil 281 reportes de desaparición de mujeres, de las cuales 95 se encontraron asesinadas y mil 554 siguen desaparecidas; y se presentaron 26 mil 079 denuncias por violación.

 
 

Video Destacado

El comunicado trilateral que emitieron los socios del TLCAN tras la conclusión de la primera ronda de negociaciones deja ver dos paradojas. La primera, la evidente brecha entre velocidad y sustancia. La segunda, el aparente comportamiento diplomático que contrasta con la aparición de filtraciones en una etapa temprana.