#Puntossobrelasíes

¡Devuélveme mi voto!

El mandato de Miguel Ángel Mancera comienza a entrar en horas muy críticas
0
comentarios

Todos los pueblos queremos lo mismo: no más políticos profesionales que nos abusen, nos roben y nos insulten.

Por eso, todos quienes votamos por el Dr. Mancera (en unas elecciones con una participación sin precedentes en el DF, que ganó con más de 60 por ciento de los votos a su favor), nos contamos el cuento de que nosotros, el pueblo, somos mejores que los políticos profesionales.

Ojalá que ese fuera el caso. Pero la verdad es que el Dr. Mancera –más allá de jamás descomponer el gesto y seguir teniendo cara de buena persona– no ha acertado durante este 25 por cierto de su sexenio.

Por si fuera poco, lo sucedido con la Línea 12 del metro (de la que Mancera no forma parte) que fue la principal campaña electoral para que su antecesor y exjefe, Marcelo Ebrard, pudiera llegar a Los Pinos (si hubiera tenido el valor de correr contra AMLO y contra Peña Nieto), amenaza con descarrilar la tradición y el gobierno de la izquierda, no la de los pobres o la de Morena, sino la que representan Ebrard y Miguel Ángel Mancera, en cierto sentido, en la votación del 2015.

Mancera consiguió una votación sin precedentes. Casi se podía decir que fue el candidato de la sociedad por encima de los partidos políticos. La reacción y los votos que consiguieron tanto el tricolor como el azul, fueron meramente testimoniales.

Por eso, entre la ocupación del Zócalo, los desacuerdos y problemas, el que alguien te insulte o cuestione durante un discurso y te vayas, más la Línea 12 del metro, puede llevar a muchos ciudadanos a hacer algo que en México es inédito: comenzar a decirle a los políticos que no han cumplido: ¡devuélveme mi voto!

Nuestros gobernantes deben saber que no es solo que ya no se les votará nuevamente, sino que deben explicarnos qué hicieron con nuestro sufragio y qué cumplieron de las propuestas y promesas por las que los votamos. 

Es mala noticia cómo le van las cosas al Dr. Mancera, pero a fin de cuentas hizo un gobierno de los retales de las tribus del PRD. Ahora, salvo la buena relación con el presidente de la República (que me parece sana), sinceramente es que a muy pocos días, no meses para el 2015, no tiene ninguna candidatura, ni alguna representación que pueda dar la fórmula para cumplirle a la sociedad con lo que se le dijo.

El mandato de Miguel Ángel Mancera comienza a entrar en horas muy críticas. Está claro: o él hace algo, o lo harán ya sea las tribus depredadoras del presupuesto, o los ciudadanos que le podremos gritar: ¡devuélveme mi voto! 

 
 

Video Destacado

La polarización entre los estadounidenses respecto al tema inmigrantes se agudiza, y más allá de eso, las políticas públicas de algunas ciudades y condados, muestran dos visiones de nación en los tiempos de Trump

Más ideas de

Antonio Navalón

España tiene muchas condiciones geográficas que la colocan en una posición muy vulnerable para sufrir un ataque...

La clave de los pueblos está en olvidar. Y es que, si no se limpiaran las heridas del pasado, si todos viviéramos...

Hay una deuda que tenemos gracias a todos aquellos que si bien no pudieron arrebatarnos la ilusión, sí nos robaron...