México

Ángel Aguirre está atrapado. Por una parte, las protestas en Guerrero desembocan en el incendio de la sede de su partido en la capital del estado. Por otra, en el Congreso tras una encendida discusión, el PRI le exige que renuncie a su cargo como gobernador. Los legisladores dejaron para después el tema de la desaparición de poderes

Ideas

No hay vuelta de hoja. Es obvio que en Guerrero la situación rebasó al gobernador Ángel Aguirre

La intención era desviar la atención. Pero a Amado Yáñez Osuna le salió el tiro por la culata. Porque la consignación será la punta del iceberg