#anticorrupción

La mancha en el PAN

Uno de los mayores desfalcos que denunció penalmente la ASF contra el gobierno de Emilio González, por 132.2 millones de pesos, se originó en la Secretaría de Educación cuando estaba a cargo el actual presidente del PAN Jalisco, Miguel Ángel Martínez

0
comentarios
El sector educativo ameritó dos denuncias de la ASF, por 368.3 MDP, el 41 por ciento de todos los desvíos atribuidos al gobierno de Emilio González Márquez denunciados ante la PGR

Las denuncias penales que presentó la Auditoría Superior de la Federación (ASF) contra el gobierno de Emilio González Márquez en Jalisco, documentan la malversación de fondos en áreas que estuvieron encabezadas por Miguel Ángel Martínez Espinosa, dirigente actual del PAN en el estado. 

El presidente del PAN Jalisco fungió en esa administración como secretario de Educación, de 2007 a enero de 2010, y fue durante su titularidad en esa dependencia que se generó ahí uno de los mayores casos de desvío de recursos del gobierno de González Márquez, según la ASF.

Se trata en específico de la denuncia que dio pie a la averiguación AP/PGR/UEIDCSPCAJ/SP/M-VII/211/2015, en la que la Procuraduría General de la República (PGR) investiga el destino ilegal de 132.2 millones de pesos (MDP), del Fondo de Aportaciones para la Educación Básica y Normal (FAEB), en la cuenta pública 2009.

La ASF señala que detectó “pagos indebidos” con los recursos del FAEB, cuyo gasto corría a cuenta de la Secretaría de Educación Jalisco (SEJ) encabezada por Martínez Espinosa; la denuncia se presentó el 22 de septiembre de 2015.

Ese caso de desvío en la SEJ –el tercero más cuantioso hallado por la ASF en ese gobierno-,  cuando su responsable era Martínez Espinosa, sigue abierto para la PGR en integración, según el informe de la Auditoría obtenido con el recurso de revisión RRA 0826-17.  

Contra el gobierno de González Márquez pesan 24 denuncias de la ASF ante la PGR, por una bolsa malversada de 897.7 MDP, revela el documento.

Sólo el comienzo

Martínez Espinosa dejó la SEJ en enero de 2010 para ascender a la Secretaría de Educación Pública federal, donde fue nombrado subsecretario de Educación Media Superior por el finado Alonso Lujambio, cuando era su titular.

A su relevo en Jalisco llegó Antonio Gloria Morales; con él a la cabeza de la SEJ, y por tanto del FAEB, la ASF encontró otra malversación en ese fondo, esa por 236.1 MDP en la cuenta pública 2010, lo que la hizo presentar el 22 de septiembre de 2015 la denuncia que dio pie a la averiguación AP/PGR/UEIDCSPCAJ/SP/M-VII/207/2015.

Ese caso de desvío de fondos públicos bajo la titularidad de Gloria Morales es el segundo mayor detectado por la ASF a ese gobierno, y actualmente sigue en integración para la PGR.

El sector educativo ameritó dos denuncias de la ASF, por 368.3 MDP, el 41 por ciento de todos los desvíos atribuidos al gobierno de González Márquez denunciados ante la PGR.

Salud vaciada

Sin embargo, sería en el sector salud donde se originaría el mayor volumen malversado de recursos con González Márquez, generando 21 denuncias de la ASF ante la PGR sobre la cuenta pública 2012, por 528.7 MDP, o el 59 por ciento de todo lo perdido.

De estas 21 denuncias, 14 refieren desvíos por 140.5 MDP con el Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA), y las siete restantes con recursos del Seguro Popular por 388.1 MDP.

En ese momento el Seguro Popular, dirigido por José Luis Gómez Quiñones, seguía integrado a la Secretaría de Salud Jalisco –hoy es un organismo público descentralizado-, por lo que todo ese sector estaba encabezado por el extitular de esa dependencia, Antonio Muñoz Serrano, y su director administrativo, Álvaro Córdoba Pérez. 

Por un expediente distinto y de materia estatal, la Fiscalía local obtuvo en 2015 órdenes de aprehensión contra Córdoba Pérez y Gómez Quiñones por supuestas anomalías sobre 326.5 MDP del Seguro Popular –el primero fue encarcelado momentáneamente-, sin embargo, el caso se cayó ante el juez cuando la Fiscalía no pudo probar sus dichos.

Hay una denuncia más de la ASF contra aquel sexenio en la que no es posible identificar al responsable del sector, pues el fondo afectado se catalogó como Programas Regionales, pero ocurrió en la cuenta 2011, por 658 mil 975 pesos, según la averiguación FED/JAL/GDL/000056/2017

De todas las 24 denuncias de la ASF contra el gobierno de González Márquez, la del daño más cuantioso es la de la averiguación AP/PGR/UEIDCSPCAJ/FECCSPF/M-VI/407/2014, por desvíos por 326.5 MDP, y es una de las que involucra al Seguro Popular, en la cuenta 2012.

Esa denuncia se presentó el 19 de diciembre de 2014 por la ASF, y sigue abierta para la PGR –en integración-. Y dado que el segundo y tercer caso con los mayores desvíos son los referidos en el sector Educación, el cuarto es el que originó la averiguación AP/PGR/UEIDCSPCAJ/SP/M-XII/367/2014.

En esta última indagatoria que sigue abierta o en integración por la PGR, se persigue la malversación de na bolsa por 122.2 MDP, y es uno de los expedientes ligados al FASSA, en la cuenta 2012. Esa denuncia se presentó el 6 de noviembre de 2014.

Casos abiertos

La PGR mantiene abiertos sólo 22 de los 24 expedientes contra ese sexenio, lo que mantiene en vilo una suma desviada por 897.7 MDP.

En el par restante determinó no ejercer la acción penal, ambas sobre el FASSA 2012: la AP/PGR/DDF/SPE-XXXI/1880/2014-07 por 44 mil pesos y la AP/PGR/DDF/SPE-XXVII/2000/14-07 por 30 mil pesos.

El gobierno de González Márquez se coloca en segundo lugar nacional entre los mandatos con más denuncias de ASF entre 2000 y 2017, sólo por debajo del de Javier Duarte, en Veracruz, con 47.

De las 799 denuncias que presentó a nivel nacional la ASF en ese periodo por 46 mil 274.9 MDP desviados, 299 involucran a gobiernos estatales por 37 mil 771.6 MDP, y en específico, a 41 mandatos o sexenios distintos. 

La bolsa desviada con González Márquez es la octava más grande entre esos 41 mandatos.

 
 

Video Destacado

Las reglas aprobadas por el INE, conocidas como ‘de cancha pareja’, son las más polémicas en la historia. El Trife tendrá que resolver antes del 8 de septiembre, que arranca el proceso electoral para el 2018, más de 300 impugnaciones presentadas en contra de estos lineamientos