#PopCast

El pasatiempo favorito de Thom Yorke

Cuando no está grabando o de gira con la mejor banda del mundo, el vocalista de Radiohead se dedica a pinchar discos, prestar su voz para tracks de música electrónica, o bien, a formar supergrupos como Atoms for Peace

0
comentarios
"Mi señora me dice, ‘¿Por qué te gusta escuchar música dance en medio del maldito día cuando no hay nadie alrededor?’, y pues es lo que me gusta hacer. Pero para mí, el álbum de Atoms no es lo suficientemente bailable”
Thom Yorke
Entrevista en Dazed & Confused

Thom Yorke es, sin duda, el vocalista más versátil en la historia del rock. Su voz y falsete han servido para hacer retumbar a uno de los coros menos cantables de la era grunge (buena suerte al tratar de alcanzar el grito en “Creep”), y hasta le han dado un sentido humano a la espectacular colaboración de música electrónica entre Burial y Four Tet. 

Pero la lista de créditos en donde aparece como vocalista es aún más diversa: incluye colaboraciones con Björk, PJ Harvey, Modeselektor, UNKLE y Flying Lotus. 

O bien, una noche puede ser el DJ sorpresa de algún exclusivo club en Los Ángeles, Nueva York o Londres. Su música favorita es la electrónica bailable, lo que explica por qué permite que sus canciones  sean tan “remixeadas” por otros DJs y productores.    

Su capacidad vocal para brincar del Brit Pop a la música house, de la experimentación jazz a la balada pop–rock, así como toda la experimentación de ritmos y sonidos al frente de Radiohead, lo hacen un “frontman” difícilmente comparable (quizá en la misma categoría que David Byrne). 

A sus 44 años, Thom Yorke parece estar viviendo un renacimiento, algo similar a lo que le sucedió a Radiohead como grupo en el año 2000, cuando decidieron romper con esquemas al lanzar “Kid A” . 

En el trayecto, Thom Yorke ha podido relacionarse con creativos del sonido, como Nigel Godrich, y del arte, como Stanley Donwood (el productor y artista visual de cabecera de Radiohead, respectivamente).

Así que después de apoyarse en ellos para lanzar “The Eraser” (2006), su primer álbum en solitario, el siguiente paso para tocar en vivo ese material era, naturalmente, el de hacerse de una nueva banda. 

Supergrupo

Atoms for Peace nació de la urgencia por tocar en vivo el material solista de Thom Yorke. El nombre surge de un track incluido en “The Eraser”. 

La historia de este proyecto alternativo de Thom Yorke es tan sencilla como la manera en la que decidieron ir a grabar, sin rodeos y en tan solo tres días, “AMOK”. 

Además de Thom Yorke y Nigel Godrich (sintetizadores), Atoms for Peace está conformado por una base rítmica de lujo con Flea de los Red Hot Chili Peppers en el bajo; Joey Waronker, quien ha trabajado con Beck, Elliot Smith y R.E.M, en la batería; así como el multiinstrumentista brasileño Mauro Refosco, en las percusiones. 

No es de extrañar que la alineación de Atoms for Peace tenga esta carga tan rica en el ritmo: Thom ha dicho que el afrobeat fue una fuente de inspiración, en particular la música del nigeriano Fela Kuti. Esta influencia puede escucharse en tracks como “Stuck Together Pieces”, en donde incluso aparece una discreta trompeta aderezada de una sutil línea de guitarra que le da todo un efecto de afrobeat, versión música electrónica semibailable. 

En “Dropped” es el turno de Flea de brillar. El bajo ondea por toda la canción con una cadencia poco conocida en el integrante de Red Hot Chili Peppers: suena a una fusión interesante entre el estilo que Colin Greenwood le da a Radiohead y la peculiar inmersión física que tiene Flea al tocar. 

Pero es en canciones como la abridora “Before Your Very Eyes…” y “Amok”, track que cierra el disco homónimo, donde parece que todas las piezas de este supergrupo engranan: la voz y el piano de Thom Yorke, la tensión electrónica creada por Nigel Godrich, el acompañamiento del bajo de Flea y los guiños de percusiones y batería entre Joey Waronker y Mauro Refosco le dan un estilo a Atoms for Peace. 

Este es un álbum para escucharse con audífonos. La experiencia auditiva es más nítida así, con los auriculares se pueden apreciar los bleeps que se escuchan atrás de tu cabeza o por los costados. Además, es un disco diseñado para escucharse de principio a fin: por separado, los tracks podrían dar la impresión de estar huérfanos.

Álbum recomendado: “AMOK”
Atoms for Peace
(XL Recordings; 2013)
120 pesos en iTunes

Atoms for Peace en Reddit

Hace unos días, Thom Yorke y Nigel Godrich se dieron de alta en el sitio de Reddit para contestar preguntas hechas por los usuarios. Cuando uno de ellos les cuestionó qué se siente trabajar con Atoms for Peace en comparación con Radiohead, Thom responde: “Se siente como ir a comer una nieve después de una linda cena”. Además, reconoció que la canción más difícil de hacer fue “AMOK”, track que cierra el disco. “Es la (canción) que más orgullo me da”, dijo el vocalista de Radiohead.

El arte de Stanley Donwood

A partir de “The Bends” (1995), Radiohead ha funcionado más como un grupo de siete personas que un quinteto. Los otros dos “silenciosos” integrantes son Nigel Godrich, productor inseparable de la banda, y Stanley Donwood, quien le ha dado toda la identidad visual de sus lanzamientos. El trabajo gráfico de Donwood ha sido fundamental no solo para Radiohead, también para Thom Yorke en solitario. Él es el creador de los dibujos que aparecen en “The Eraser”, así como en “AMOK”.

comments powered by Disqus

Videos

¿Es Ángel o demonio?
Salen a las calles por estudiantes de Ayotzinapa
Otro ‘gallo’ más para San Pedro
Las cuentas pendientes
comments powered by Disqus