#Cine

¡Acelera Baby!

La película ‘Baby: El aprendiz del crimen’ llega a México después de triunfar en la cartelera estadounidense, su director y elenco hablan de la producción que no es una cinta más al estilo de ‘Rápido y Furioso’ y renueva el género de acción

0
comentarios
34
Millones de dólares fue el presupuesto del largometraje

Solo bastan seis minutos para sentirse inmerso y atrapado por Baby, para estar a su lado como copiloto y hacernos cómplices de su obsesión por la música, adrenalina y velocidad.

“Baby: El aprendiz del crimen” no es como cualquier otra película de verano, ni como la franquicia de “Rápido y Furioso” y tampoco como ninguna otra producción de acción, crimen y robos.

Edgar Wright llega a su maduración fílmica con éste su sexto largometraje, el cual habla de Baby, un joven ladrón de autos que además está fascinado con conducir, por lo que está al mando del volante cada que Doc lo solicita para un atraco.

“Pero luego conoce a Lily James (quien interpreta a Debora) y se da cuenta que él quiere realmente llevar una vida normal y eso es importante para él, entonces yo creo que la película es de cómo él inicia siendo un marginado, pero en el final quiere pertenecer a la sociedad”, comenta Wright en entrevista para Reporte Indigo.

Baby es personificado por Ansel Elgort, a Doc lo encarna Kevin Spacey, así como Jon Hamm, Jamie Foxx y Eiza González son Buddy, Loco y Darling, respectivamente.

“Yo acabo de hacer dos películas con Kevin (Spacey). Kevin es una leyenda obviamente, es un actor fantástico y he aprendido mucho de la actuación al trabajar con él, pero lo que realmente puedo decir es que él es el más amable y generoso, siempre busca apoyarte (...)”, confiesa Elgort en entrevista.

Soundtrack: otro personaje

“Baby” está realizada alrededor de la música, todo el tiempo, hay una canción de fondo en el filme de Wright y esto tiene un motivo en especial. Baby sufre de tinnitus, un fenómeno en el que escucha un zumbido que no se detiene, por lo que el personaje usa las melodías para mitigar esta molestia.

“Yo tuve tinnitus cuando era niño, recuerdo cómo era eso, tenía ataques y eso ha sido una historia en mi familia, tuve suerte de que desapareció, pero recuerdo cómo era tenerlo y algunos que lo padecen escuchan música para ahogarlo, por eso quería una razón real a la idea de que Baby necesita escuchar música 24 horas al día”, revela el cineasta británico.

Wright eligió un poderoso soundtrack y terminó el primer borrador  “del guión en 2011 y te diré que el 90 por ciento de las canciones aún están ahí, fuimos muy afortunados de tener todas las canciones que quería”.

¿El nuevo Travis Bickle?

Elgort expresa que sus conductores favoritos a cuadro son Steve McQueen, quien protagonizó “Bullitt” (1968) y “Le Mans” (1971) además de Marlon Brando, que si bien no fue un piloto al volante interpretó al motociclista Johnny en “The Wild One” (1953).

“Tú eres como un joven Marlon Brando”, le dice Eiza González a su coprotagonista mientras él contestaba la pregunta y el actor solo se remite a agradecer el cumplido.

“Mi proceso fue un poco raro, traté de no basarme en otros personajes de otras películas, preferí tomar referencias de otras personas que he conocido en mi vida”, describe Elgort.

El cine siempre ha ofrecido figuras míticas que conducen a cuadro que son parias olvidados por la sociedad, como Bickle actuado por Robert De Niro, el taxista que vaga por las calles de Nueva York en “Taxi Driver” (1976).

Al cuestionar a Wright de si acaso Baby puede ser el Travis Bickle de nuestra generación, ríe a sus anchas y se sincera al decir que “‘Taxi Driver’ es de mis películas favoritas, es increíble, pero Travis Bickle es un individuo mucho más perturbado que Baby, creo que Baby tiene un corazón más sincero que el que tenía Bickle, quien tenía algunos problemas”, aclara entre risas.

La disciplina de filmar

Casi todo el largometraje está filmado en celuloide, solo se hizo recurso de lo digital para tomas aéreas.

“Me gusta cómo se ve, también me gusta la disciplina de trabajar con filme, siento que cuando trabajamos con celuloide la gente realmente pone atención y con digital solo tiramos y tiramos y tiramos y siento que así la gente no hace su mejor trabajo todo el tiempo”, comparte.

 
 

Video Destacado

Lo que se creó como un organismo para mejorar la competencia y los contenidos de las telecomunicaciones, podría convertirse en un monstruo que se vuelva en contra de las audiencias gracias a los monopolios