#Guelaguetza

Los colores de la Guelaguetza

Aproximadamente 15 mil personas asistieron a la apertura de la máxima fiesta oaxaqueña.

0
comentarios

Este lunes por la mañana Oaxaca dio inicio a su celebración más importante del año, la Guelaguetza, con fuertes condiciones de seguridad en el Auditorio de la Guelaguetza. Así empezó el primer Lunes del Cerro que inauguró la fiesta que celebra las tradiciones y riqueza cultural oaxaqueña. 

‘Guelaguetza’ proviene de la lengua zapoteca, donde “guela” significa característica de algo, y “guetza” quiere decir cortesía y finura, así su traducción sería: “El acto de cortesía por excelencia”. La fiesta se ha realizado anualmente desde hace 85 años.

La encargada de abrir las festividades de la edición de este año fue Rebeca Ortiz, la señorita Diosa Centeótl 2017. Su presentación daría paso a los 27 grupos de bailarines que se presentarían en el auditorio ubicado en el Cerro de Fortín primero a las 10 de la mañana y luego a las 5 de la tarde. 

Recomendado: ¡Que viva el folclor!

Además de los eventos principales de la Guelaguetza, en el Centro Histórico oaxaqueño se ubican artesanos, cocineras y puestos para atraer a los turistas y habitantes de la zona. En las calles se ofrece lo mejor de los textiles, de pueblos como Juchitán, Totitlán o de la Sierra Mixe. Las lluvias que han caído estos días no han ahuyentado ni a los comerciantes ni a los visitantes que buscan vivir completa la experiencia de la Guelaguetza. 

Se reportó que aproximadamente unas 15 mil personas se reunieron en Oaxaca para que diera inicio la gran festividad. A través de su cuenta oficial la Guelaguetza ha compartido varias imágenes de los bailes y presentaciones que se han llevado a cabo. Además varios asistentes también han compartido sus propias postales de la fiesta:

 
 

Video Destacado

Miles de ciudadanos provenientes de Venezuela buscan huir de la crisis política económica y social de su país, y tras largos esfuerzos logran refugiarse en México. El Instituto Nacional de Migración advierte que hay una cifra incierta de venezolanos que intentan ingresar al país por Guatemala o Belice evitando pasar por los filtros de migración