#Latitud

¿Dónde votan los venezolanos la consulta opositora sobre la Constituyente de Maduro en la CDMX?

0
comentarios

Los venezolanos han salido a votar, dentro y fuera de Venezuela, en el llamado plebiscito sobre la Asamblea Constituyente, la cual fue convocada por el presidente Nicolás Mauro para reformar la Constitución, supuestamente para rebasar la crisis política que atraviesa el país sudamericano.

En casi cualquier país del mundo, los venezolanos pueden dar su opinión acerca de si están o no de acuerdo con la reforma a la Constitución, la Ciudad de México y la zona metropolitana no han sido la excepción, pues albergan seis puntos para que la comunidad venezolana acuda a votar.

Te puede interesar: Venezuela a las urnas

Dichos puntos se encuentran en:

1.- Avenida Lomas Verdes No. 640 Centro Comercial Shopping Plaza. Local 9. Estado de México

2.- Restaurante La Hallaca, Av Ejercito Nacional 646 Col. Polanco, Ciudad De México

3.- Av. Jesús del Monte 35, Plaza Panorama, Planta Baja. Colonia Hacienda de las Palmas, Huixquilucan, Edomex. C.P. 52764

4.- Diagonal San Antonio 1689, Delegación Benito Juárez, Col. Narvarte Poniente, 03023 Ciudad de México, CDMX

5.- Av. Revolución 835, local A, Colonia Nonoalco, Delegación Benito Juárez, CP 03700, Ciudad de México, México

6.- Av Noche de paz 14. Delegación Cuajimalpa Plaza Vista Hermosa. Restaurante Pardago

La lista completa de los puntos para votar en todo México puede ser consultada aquí.

¿Cómo va la votación en Venezuela?

La votación comenzó a las 07:00 de la mañana hora local cuando ya se habían formado largas filas en distintos centros, según informó la oposición.

Los votos son recogidos en urnas que dicen “el pueblo decide” que fueron colocadas en mesas instaladas en los alrededores de iglesias, plazas y centros culturales.

La oposición dijo que la consulta está avalada por varios artículos de la Constitución vigente por lo que sus resultados serán vinculantes para el gobierno.

 
 

Video Destacado

El mecanismo de resolución de controversias podría convertirse en la mayor disputa entre México y Estados Unidos en la renegociación del acuerdo comercial, abriendo la puerta a que la administración de Donald Trump presente su faceta más agresiva y proteccionista