#Desdemipalco

La suerte de Osorio

La realidad es que los equipos de Osorio, usted y yo lo sabemos, él lo sabe, no han sabido ganar en los partidos que definen: perdimos la Semifinal ante Jamaica en Copa Oro, fracaso; perdimos en la Confederaciones ante la selección de Alemania por goleada, pero aún así nos alcanza para que la Selección Mexicana suba tres posiciones

0
comentarios

Ese factor fortuito, inesperado, al que muchos llaman suerte, habemos otros que decimos que la suerte se la fabrica uno, pero hay que creer en la suerte de alguna manera como esta posibilidad o como esta opción o último recurso y el Profe Osorio la ha tenido de su lado desde el momento que llegó a la Selección Mexicana de Futbol.

 

Sabedores de que no hace un futbol que convenza a nadie (ni siquiera a él mismo); que la misma Comisión de Desarrollo Deportivo ya no le pide, le exige que los jugadores jueguen las posiciones, o lo más cercano a las posiciones, en la que son estrellas en sus equipos.

 

¿Por qué son estrellas? Pues porque por eso están en la Selección Nacional, llevarte un buen jugador que juega por derecha para ponerlo por izquierda, o llevar uno que juegue muy bien de central para ponerlo como lateral, sólo él lo entiende.

 

Pero también los equipos resintieron el tema de jugadores que a lo largo de un verano completo se la pasaron practicando en posiciones que les incomodan, y les cuesta trabajo regresar a sus equipos (no digo que mucho trabajo, a lo mejor estoy exagerando), pero sí para adaptarse a la posición que les gusta jugar, a la posición que ellos dominan; este es el punto.

 

Pero además el punto que yo les quiero comentar, valga la redundancia, es el tema de la suerte. Aún así se le han dado los resultados al profesor Osorio, se le han dado de jalones y de tirones;  yo insisto, no es que juegue bonito, sino que los resultados se dan a jalones, a tirones, en individualidades, en pelota parada, pero no en un equipo que cuando toma la pelota se sienta el peligro, ahí está el partido contra Curazao como ejemplo.

 

Pero los resultados se le dan y entonces llega Decio de María y dice “pues aquí están los resultados, estamos por calificar, en estos partidos (moleros) hemos ganado, perdido o empatado”.

 

La realidad es que los equipos de Osorio, usted y yo lo sabemos, él lo sabe, no han sabido ganar en los partidos que definen: perdimos la Semifinal ante Jamaica en Copa Oro, fracaso; perdimos en la Confederaciones ante la selección de Alemania por goleada, pero aún así nos alcanza para que la Selección Mexicana suba tres posiciones, del lugar 17 al 14, de acuerdo al ranking mundial de FIFA.

 

Yo le diría que nos ayudaron tantito, pero también le puedo decir que a Perú, por ejemplo, que está en la posición 15 por arriba de Uruguay o Ecuador, que en estos momentos están calificando y que Perú prácticamente están fuera en las Eliminatorias, es cuestión de la clasificación y sus criterios.

 

Brasil, Alemania, Argentina, Suiza es cuarto lugar, Polonia es quinto, Portugal, Chile, Colombia (que podrían estar más arriba), España, Italia, Inglaterra y luego viene México.

 

Nos podemos adornar, el profe Osorio puede decir: “miren, éramos 17 y ahora somos 14”. Pero la suerte del Profe Osorio es que jugamos dos torneos oficiales de FIFA, todos nos dieron puntos, por eso de alguna manera, y espero que así no ocurra, no se tape con este lugar 14 la mediana Copa Confederaciones.

 

Cierto, se le ganó a Nueva Zelanda (vaya, hasta con un solo pie) o al equipo de Rusia tan limitado, empatado con Portugal y después viene la derrota ante Alemania.

 

Luego triunfo ante El Salvador; apenitas el empate ante Jamaica, le ganamos a Curazao, pero por lágrima, luego a Honduras 1-0, y luego perdimos con Jamaica; es decir, mediocre y fracaso la Copa Oro.

 

Y por más que diga que dos equipos, dos alineaciones, al final del camino esa es la suerte del Profe Osorio que en los papelitos de su libretita con letra roja o con letra azul puede decir el verano nos concedió; después de todo lo que hicimos, el lugar número 14. ¿Y de todo lo que no hicieron?

 

En fin, ahí está el factor suerte, que dicen que se fabrica el Profe Osorio: simplemente estira la mano y la suerte le cae solita, es la excepción de la regla.

 
 

Video Destacado

El comunicado trilateral que emitieron los socios del TLCAN tras la conclusión de la primera ronda de negociaciones deja ver dos paradojas. La primera, la evidente brecha entre velocidad y sustancia. La segunda, el aparente comportamiento diplomático que contrasta con la aparición de filtraciones en una etapa temprana.

Más ideas de

Alfredo Domínguez Muro

La jornada del futbol mexicano tiene aristas, no para sospechar, sino para el sospechosismo...

Cristiano Ronaldo en la Real Federación Española de Futbol y Ezekiel Elliott, el figurón de los Vaqueros de Dallas,...

En nuestro país decir que hay un “negocio chino” o que hay un contrabando chino o que hay una computadora china, es...