#LosPuntossobrelasíes

Reporte

Imagínese el cuadro: hay un Presidente con los niveles de aceptación más bajos de la historia estadounidense, hay un cuerpo legislativo y hay unos fuertes intereses que en conjunto son incapaces de producir algo positivo para su pueblo

Reporte

El “mal rato” que vivió con la tragedia del socavón del Paso Exprés de Cuernavaca solo viene a sumarse a otros “malos ratos” en la defensa de las constructoras mexicanas Higa y Eppcor, las españolas  Odebrecht, OHL y Aldesa, y Mota-Engil

Reporte

Vivimos un tiempo negro, un tiempo de sospecha, pero sobre todo es un tiempo de prueba para la nitroglicerina social

Reporte

Está bien que los políticos tengan confianza. Está bien que tengan poco sentido para no hacer el ridículo, eso ayuda. Y está bien que sean insensatos, porque la gente que sí usa la razón y la sensatez no quiere las mismas cosas que ellos persiguen 

Reporte

Dado que a “Ciertobulto” –como le llaman sus allegados- no le gusta perder y tiene los recursos para pelear, se inconformó judicialmente con la medida y se fue a pelear el caso a la Suprema Corte

Reporte

Tenemos el universo de una clase política que ya no sólo dejó de hablar con su pueblo, sino que también ha dejado de relacionarse entre sí y cada uno es un asteroide perdido en el espacio

Reporte

El socavón no está solo en el Pasó Exprés. Está en el alma viciada de un decrépito sistema político, que ya no da para mas

Reporte

Mas allá de los gobiernos estatales, sobre todo en el federal, parece ser un deporte la inclusión de constructoras extranjeras para adjudicarles obras públicas multimillonarias

Reporte

Hoy los encargados del organismo destinado a controlar las elecciones, a vigilar y administrar el paso y la actuación de los partidos, sólo son observadores que han sido devorados por el poder de las diferentes facciones políticas

Reporte

Como si al gobierno no le faltaran calamidades que lesionaran mas su credibilidad, el hoyo que apareció en una obra inaugurada en abril es el nuevo monumento a la incompetencia y a la apatía burocrática

Syndicate content